Factores que dificultan la vigilancia

factores que dificultan el trabajo del socorrista

Existen una serie de factores que dificultan la atención y, por ende, llevar a cabo una buena vigilancia por parte del socorrista. Los más significativos son los siguientes:

  • Fatiga o cansancio: Según algunos estudios realizados, la vigilancia no puede ser mantenida en niveles óptimos durante más de 30-40 minutos, a partir de los cuales, se cometen omisiones para percibir señales relevantes.
  • Monotonía del día a día: Durante el día estamos expuestos a una gran cantidad de estímulos visuales y auditivos que no son amenazantes (por ejemplo, usuarios nadando tranquilamente o jugando sin riesgo). La escasa cantidad de estímulos amenazantes, favorece a la aparición de fatiga, y se vea alterada la labor de vigilancia por parte del socorrista. Para ello es necesario buscar siempre la novedad en nuestro trabajo para mantenernos atentos en todo momento, rotar con compañeros para cambiar de contexto, y si no fuera posible esto, vigilar desde diferentes zonas, siempre y cuando nos permita observar toda la zona de baño y poder intervenir de forma rápida y eficaz si fuera necesario. Es suficiente un cambio de actividad de 5 a 10 minutos para recuperar los niveles de eficacia óptimos.
  • Estresores ambientales: Los estresores ambientales con los que el socorrista convive en su trabajo son: el ruido (altos niveles de éste conlleva a que aumente el nivel de estrés y sobrecarga mental del socorrista, restando eficacia a la vigilancia) y la temperatura (ambientes muy calurosos y húmedos afectan a la vigilancia del socorrista, una temperatura de 30ºC. puede suponer una reducción de la eficacia en la vigilancia de un 45%).
  • Infravaloración de riesgos: Si el socorrista infravalora el riesgo de accidente esto va a conllevar una relajación en su nivel de alerta hacia la búsqueda de señales de peligro. Por lo que las expectativas del socorrista respecto a la posibilidad de que ocurra un accidente, influyen en la calidad de su vigilancia y la adopción de medidas preventivas.
  • Focalización interna de la atención: Si el socorrista centra su atención en pensamientos, recuerdos, etc.,  hace que disminuya la atención hacia los bañistas, adoptando el socorrista un patrón de vigilancia inadecuado, ya que “miraría sin ver”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.